El asado 24 de abril, fue publicado un artículo titulado “Destruyamos Bitcoin” por la MIT Technology Review. En él a simple vista se observa cómo supuestamente hacen un llamado a la acción contra la mayor criptomoneda del mundo.

Sin embargo, antes de seguir, hay que tener en cuenta algo muy importante, el creador del artículo es un periodista independiente llamado Morgen Peck. El periodista es completamente ajeno al MIT, demostrando que el instituto no está mostrando una posición oficial contra BTC.

Sigamos…

Let’s Destroy Bitcoin” (Destruyamos Bitcoin) es parte del número especial de Technology Review sobre el futuro de las criptomonedas y Blockchain. El editor explica el concepto detrás de esta reseña, mencionando que en medio de las medidas de represión ICO y de la disminución de los valores de criptomoneda “un lector casual de las noticias podría ser perdonado por pensar que la fiebre de Blockchain ha terminado”.

Empezando por el título nos damos cuenta del uso de una frase referente a todos aquellos que presentan la típica postura en contra de BTC.

El escritor hace hincapié en que aunque Bitcoin ha establecido una economía en la que es imposible falsificar transacciones, no ofrece ninguna defensa contra la replica de idea de la misma. El autor sugiere que nadie puede copiar un Bitcoin individual, pero cualquiera puede copiar la idea de Bitcoin.

Luego, al iniciar el artículo nos encontramos con el planteamiento de tres escenarios futuristas en los que Bitcoin podría volverse irrelevante, suplantada por sus rivales.

Primer escenario: “Adquisición del gobierno”

El primer escenario muestra una adquisición gubernamental de Bitcoin con la creación de una moneda respaldada por la Reserva Federal (FedCoin).

Con esta moneda se plantea también implementar un nuevo Blockchain que verifica a las instituciones financieras como los nodos autorizados en lugar de las redes de igual a igual, “básicamente, instituciones de confianza“. Entonces no exactamente sería trato directo por el estado sino por compañías como JP Morgan.

Ummm, algo inquietante… No está claro cómo las corporaciones de Wall Street que han estado involucradas en escándalos de corrupción podrían eliminar o incluso reducir la demanda de criptomonedas descentralizadas, donde no hay una autoridad central que controle sus activos.

En pocas palabras, FedCoin suena como “un dólar digital, expansible a través de una orden administrativa como los dólares de papel“. Sin límites serios, a diferencia de Bitcoin. Y tampoco habría Blockchain inmutable.

(Recomendamos que lean: Gobierno VS Bitcoin I, II)

Análisis: MIT y la crónica de una review incorrecta

Segundo escenario: “Ataque furtivo de Facebook”

La segunda opción es básicamente Facebook siendo Facebook. Sí, la compañía asumiría el control de Bitcoin. El medio de comunicación social crearía una billetera BTC para todos sus usuarios, recompensándolos en criptos por interactuar con los ads, dándoles una experiencia libre de ellos si dejan que Facebook mine en el poder no utilizado de su computadora.

Según la reseña, Facebook tiene la oportunidad de quitarle el control a Bitcoin emitiendo su propia criptomoneda, igual que Telegram. Sin embargo, Telegram es una aplicación cifrada que actualmente está en medio de la guerra contra el gobierno ruso exigiendo acceso a los mensajes de los usuarios, mientras que Facebook, como hemos visto en los últimos días, todavía está bajo investigación por cuestiones de privacidad y uso indebido de datos.

Análisis: MIT y la crónica de una review incorrecta

Tercer escenario: “Avanzar y multiplicar”

Por último, la tercera forma de “destruir” a Bitcoin es la creación de múltiples criptomonedas nuevas para cada situación (ja ja ja)

Según Technology Review, el escenario “ya está ocurriendo”, debido a que las empresas están creando sus propias monedas o tokens para utilizarlos sólo para sus servicios, como el ICO de Kodak para formar una moneda utilizada y así licenciar fotografías. De hecho, hay cientos de ICOs y tokens que se emiten regularmente en estos días, sin embargo, como en los escenarios descritos anteriormente, todavía no sustituyen la idea de Bitcoin.

Análisis: MIT y la crónica de una review incorrecta

Conclusión

Ahhh…

Nos encontramos ante un autor que no reconoce el valor cultural de Bitcoin. Todo lo que ofrece, desde la seguridad y el anonimato que garantiza. Desconoce los peligros que conlleva el hecho de que una empresa corrupta se encargue de respaldar una blockchain. Sin embargo, hay que reconocer la verdad, Bitcoin no es indestructible. Pero, para mala suerte del editor, ninguno de los puntos tratados en el artículo se encuentran cerca de batir a la criptomoneda. Otro esfuerzo para desprestigiar a la criptomoneda más grande del mercado ha sido en vano.