El mainnet se lanzó técnicamente el 10 de junio, más de una semana después de que Block.one lanzara la versión 1.0 del software EOSIO.

Resultado de imagen para EOSIO

Sin embargo, la plataforma no puede activarse completamente hasta que 150 millones de tokens EOS (el 15% del total de token) voten para elegir la red 21 “productores de bloques”. Estos cumplirán más o menos con el papel que juegan los mineros en redes de prueba de trabajo (PoW) como Bitcoin.

Según los datos de la candidata del productor del bloque, EOS Authority, solo el 4.8% de los tokens han sido votados al momento de escribir. Nadie sabe cuándo se apostará a los otros.

Entonces… ¿Por qué se ha disminuido el voto?

Causas

La renuencia a votar puede deberse al hecho de que el proceso es algo complicado y los usuarios pueden estar preocupados por la posibilidad de exponer accidentalmente sus claves privadas. El ritmo de votación parece haber aumentado en las últimas 24 horas, pero, los usuarios, y sus tokens, continúan permaneciendo en el limbo mientras esperan que otros arriesguen sus saldos.

Problemas

El primer productor de bloques elegido al azar para verificar las transacciones deberá comprar aproximadamente $260.000 en RAM, y ha habido mucho debate sobre si esa organización debería ser compensada por la compra dentro de la red. Una propuesta polémica vería a los desarrolladores usar el “modo dios” para esencialmente imprimir de la nada los aproximadamente 19.000 tokens EOS necesarios para pagar la RAM.

Imagen relacionada mainnet

Mientras tanto, el precio de EOS ha experimentado una disminución significativa contra BTC y ETH desde el 10 de junio, sugiriendo que los inversores (muchos de los cuales contribuyeron a la venta de tokens hace casi un año) están descontentos de que la plataforma aún se mantenga en proceso de nacimiento.