No es ninguna sorpresa. Una de las instituciones financieras más grandes en los Estados Unidos, se está preparando para comenzar a usar sus fondos propios para patrocinar una variedad de contratos de inversión vinculados al precio de bitcoin y espera eventualmente intercambiar “bitcoins físicos” directamente.

Sí, hablamos nada más y nada menos de… Goldman Sachs.

Ya desde meses atrás (desde diciembre para ser más específicos) se rumoreaba que el banco había estado planeando establecer una mesa de negociación de criptomonedas, pero los ejecutivos y portavoces afirmaron que esos informes eran falsos. De hecho, el 23 de abril, cuando el banco contrató al operador de criptomonedas Justin Schmidt, afirmaron que “no había llegado a una conclusión sobre el alcance de nuestra oferta de activos digitales”.

Para saber más de este tema recomendamos leer este artículo:

Goldman Sachs mantiene la doble moral

Mesa de “ironía” confirmada

Sin embargo, a golpe de ironía el banco ha confirmado recientemente que comenzará a ofrecer a sus clientes un tipo de contrato de futuros denominado “no entregable” que estará vinculado a Bitcoin. Es curioso el hecho de utilizar un activo que el CEO de Goldman, Lloyd Blankfein, llamó vehículo para perpetrar fraudes” en noviembre del año pasado.

Resultado de imagen para Lloyd Blankfein
Lloyd Blankfein CEO de Goldman Sachs.

Rana Yared, ejecutivo de Goldman, el cual vio la creación de la mesa de operaciones de Bitcoin, declaró que la mayoría de las personas involucradas en la operación siguen siendo escépticas con respecto a la criptomoneda.

Pese a todo lo mencionado anteriormente, la banca recibió el suficiente interés sobre los fondos de cobertura, dotaciones y otros inversores institucionales que su directorio votó para aprobar la medida que la convertirá en “el primer banco importante de EE.UU.” en usar sus propios fondos para comercializar criptomonedas o derivados de criptomoneda.

Eventualmente, Goldman espera recibir la aprobación regulatoria de la Reserva Federal y las autoridades estatales para comenzar a intercambiar bitcoins reales, irónicamente llamadas “bitcoins físicas”, un desarrollo que sin duda consolidará el estatus de la criptomoneda principal como activo financiero principal.

“No es un riesgo nuevo que no comprendamos. Es solo un mayor riesgo de lo que debemos ser más conscientes aquí”. Dijo Yared sobre el comercio de bitcoins.

No todo es lo que parece

Como lo hemos estado repitiendo a lo largo del artículo, la palabra “ironía” es la mejor definición para esta situación. Estamos hablando de Goldman Sachs, aquel banco que dijo una vez “NO ser creyente de Bitcoin”, sino que ven una oportunidad de enriquecerse y a su vez atender la demanda de sus clientes. Es claro como actúan bajo su propio interés sin importar las consecuencias que generen sus decisiones en el mercado. Solo están pendientes de cumplir un objetivo: Tener más dinero.

Análisis: MIT y la crónica de una review incorrecta