La red TRON denominada Odyssey 2.0, se lanzó oficialmente el 31 de mayo, iniciando el primer paso para trasladar la criptomoneda a una red independiente.

La red permanecerá en beta durante la mayor parte de junio, brindando a los desarrolladores la oportunidad de configurar sus billeteras y navegadores antes de que la red se active. La migración de tokens tendrá lugar del 21 al 24 de junio.

Los usuarios deben depositar sus tokens ERC-20 en los intercambios de criptomonedas participantes para recibir un número equivalente de TRX en la nueva blockchain.

La transición culminará el 25 de junio, una fecha que los desarrolladores han denominado “Día de la Independencia”, cuando el bloque Genesis se propague a través de la red y las predicciones de los inversores de que Tron será un “asesino de Ethereum” finalmente serán puestas a prueba.

“La independencia de nuestro protocolo es un paso crucial en el inicio de la siguiente fase de Internet a través de la democratización y la descentralización”.

Dijo el fundador de TRON, Justin Sun, en un comunicado.

Resultado de imagen para Justin Sun TRON
Justin Sun, fundador y actual CEO de TRON.

Tras los pasos de EOS

Hasta ahora, TRON ha funcionado exclusivamente como un token ERC-20 en la red Ethereum. El token TRX ha escalado constantemente las tablas de capitalización de mercado. Esto es posible a pesar de las controversias y el hecho de que la red de criptomonedas ni siquiera se había lanzado.

En este último aspecto, TRX no es único

EOS, actualmente la 5ta criptomoneda más grande, ha recaudado aproximadamente $4 mil millones a través de una ICO en un año y también se está preparando para lanzar su software principal en junio.

El optimismo que rodeaba el lanzamiento de TRON en la red principal no se manifestó en los movimientos de precios a corto plazo del token. En la actualidad, TRX se cotiza a $0,061362.